08 enero, 2011

China ...la última esperanza (contra el cambio climático), Hansen dixit.

Ya se había comentado aquí la estúpida carta abierta que enviara un esperanzado James Hansen (el fanático de la NASA) a su recién electo presidente Obama (y a su Sra. esposa) a fines de dic. de 2008.

("Queridos Barack y Michelle")


En aquella predecía, entre otras revelaciones, que con llegar a 500 ppm de CO2 en la atmósfera (0,05%), sobrevendría la extinción de al menos ....UN MILLÖN de especies (claro que sin especificar cuales serían).

También advertía que una simple termoeléctrica que consuma DIEZ MIL TONELADAS DIARIAS de carbón (cien vagonetas de carbón al día, de 100 toneladas cada una), durante 50 años, provocaría la extinción de unas 400 especies; Las termoeléctricas, concluía, son las fábricas de la muerte.


Continuaba entregando un completo catálogo de medidas que el presidente debería aplicar sin dilación para lograr la salvación del clima.

Algunas de ellas eran dejar intactos los yacimientos de carbón, gas, bitumen o petróleos, ....hasta nueva orden.

Y gravar la economía mundial con la famosa "carbon tax", ....etc. etc., con medidas coercitivas para los paises "no importantes" que no accedieran a plegarse voluntariamente, advirtiendo, eso sí, que quedaba entonces sólo un margen de 4 años para actuar.

Ahora que ya pasaron los primeros tres años del fatal plazo, y estando por lo tanto a sólo uno del "punto de No-Retorno", el profético Hansen no oculta su decepción por el poco caso que le ha hecho su presidente, que, dicho sea de paso, después de la paliza recibida en las últimas legislativas, muy poco podría hacer para complacerle, con un electorado que tiene problemas reales de qué preocuparse, y no quiere ni saber de más impuestos.


"Lamentablemente, en cuestiones como los bonos de carbono, el presidente ha preferido escuchar a sus asesores políticos. Pese a sus buenas palabras, me da la impresión de no ha entendido la dimensión del problema. Y sobre todo no lo ha sabido comunicar. Tuvo una primera oportunidad nada más ser elegido. La segunda ocasión perdida fue tras el vertido en el Golfo de México. Hemos vuelto donde estábamos, casi no hemos avanzado nada estos dos años".


No por lo anterior se desanima Hansen, y anuncia que desde ahora ha decidido repartir su tiempo en partes iguales entre la "ciencia" y el "activismo" (según él, hasta ahora sólo había sido científico de tiempo completo). Lo hace por sus nietos, dice él.


En la foto, mientras es arrestado en una manifestación contra una mina de carbón.


Ha puesto sus esperanzas en China.

"Creo que China es la última esperanza global para plantarle cara al cambio climático, frente a la falta de acción de Estados Unidos. Antes pensaba que haría falta un acuerdo entre los dos países, pero mis últimas visitas han servido para darme cuenta de que ellos van muy por delante. Todo me hace pensar que serán los primeros en ponerle un precio al carbono, y la Unión Europea lo hará también, nosotros seremos los últimos..." ha dicho.

Ellos (los chinos), "son ya líderes mundiales en producción de placas solares, pronto serán los número uno en energía eólica, han decidido apostar por la tecnología nuclear, están dando también grandes pasos en eficiencia energética... Empiezan a tomarse el serio los riesgos del cambio climático. Saben que tendrían que afrontar un éxodo masivo si sube el nivel del mar y se agudizan las sequías".


"Sin entrar en valoraciones sobre su sistema político, tienen una “racionalidad” que a nosotros nos falta: hacen falta incentivos económicos para que las energías limpias desplacen a las energías sucias".


"Sin entrar en valoraciones......" ya lo han dicho otros próceres: frente a un asunto tan crucial como el "cambioclimático", la democracia puede ser un sistema ineficaz, así que sería preferible la dictadura.


La entrevista completa (por si a alguien le interese)

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home