24 diciembre, 2012

¿Dónde está la frontera de la locura?

Se llama Richard Parncutt [-->], y es "musicólogo sistemático", (es decir, el profe de música, en castellano), en la Universidad de Graz.
Cuando leemos la Historia de las barbaridades que se pueden cometer contra los semejantes pensando que hay un fin superior que aquello justifica, nos escandalizamos y no podemos comprender cómo se puede llegar a tales exremos de alienación. Pero desgraciadamente los documentos existen, están las fotografías, los testimonios: cámaras de gas, montones de huesos, fosas comunes, etc. etc. Y sin embargo es ser humano no aprende. Se desvanece una utopía perversa, y antes de que cante el gallo ya habrá otra que la reemplace.  Aquí presento un caso, sacado del blog de Plazamoyua, que es necesario difundir a todo lo largo y lo ancho de la web; en todas las redes sociales, y ojalá que cada ser pensante reciba una copia. 


El tipo, obvio, es un demente. Pero un demente aparentemente normal, que hace una vida normal, tiene un buen trabajo, una familia (supongo), y goza de cierto prestigio en su medio. Pero, ocurre que en algún momento de su plácida existencia "algo" desencadena algún mecanismo mental que lo hace caer en el más delirante fanatismo, y en esa condición el buen burgués está dispuesto a justificar todo, cualquier cosa, incluso el asesinato, (y también el genocidio). Y no sólo está dispuesto a justificar el crimen, sino que también estará dispuesto a ejecutarlo, o a participar de la ejecución. 
Se llama Richard Parncutt [-->], y es "musicólogo sistemático", (es decir, el profe de música, en castellano), en la Universidad de Graz.  Publicó un artículo muy sesudo (y muy meditado, NO FUE UN EXABRUPTO), donde concluye que se debe aplicar la PENA DE MUERTE  a los "negadores" del "cambioclimático". 

SU RACIOCINIO  SE BASA EN LOS NÚMEROS: dado que el "calentamientoglobal-cambioclimático" provocará CIENTOS DE MILLONES de muertes en el futuro, entonces ejecutar a algunos pocos negadores hoy, podría evitar muchos de esos cientos de millones de muertos en el próximo siglo, incluso, sólo con atemorizar suficientemente a los negadores, para que se callen sus opiniones o renieguen de ellas (estilo Galileo), se podría salvar muchas vidas futuras, claro que para eso de todas maneras habrá que ejecutar a algunos para que se sepa que hablamos en serio y a los restantes habrá que darles cadena perpetua etc. etc,. Si todo esto que escrito parece tomado de los delirios de un demente, es porque así ha sido, y en seguida pondré los textos originales.
En todo caso, la Universidad de Graz, seguramente llevados por un vergüenza tardía ya borró el artículo de su profesor de música, pero, para que no se pierda este ya había quedado en algunos blogs escépticos, para disfrute e ilustración de las futuras generaciones.

En todo caso, aquí están:
El texto Original

La traducción (Google Translator)


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home