09 diciembre, 2008

Celebran la crisis.....

...Sí, los ecolojetos se alegran de la crisis, de los cierres de empresas y de la cesantía... por extensión, supongo que también se alegrarán de la pobreza, lo que más crece en una crisis económica.... a continuación cito un extracto de un artículo de Gustavo Catalán ("editor científico" de El Mundo y ElMundo.es), justamente en "El Mundo".

A Catalán lo conocí por el incidente ese donde popularizó su frase célebre "¿por qué no te metes tu mail por el culo?"   y todo lo demás según se relató en un post anterior.

La cita es la siguiente:
" Y quizá el mejor dato no provenga de las decisiones diplomáticas, sino de la crisis financiera que afecta al planeta y que empieza a descubrir su rostro más amable: el año 2008 se reducirán las emisiones por la caída de la actividad económica. Algunos expertos ya han cifrado en porcentajes lo que significará la crisis: por cada año se reducirán las emisiones globales un 3%, lo que no es poco, puesto que el objetivo de Kioto es de sólo un 5,2%. Los expertos recuerdan que el 'crack' económico de 1929 a 1933 signicó un descenso de emisiones del 35%."

Así, tal cual y textual, sin anestesia (sacada del sigte. artículo). Esta torpeza de grado máximo demuestra la plusmarca de ofuscación a la que han llegado los fanáticos del ecologismo irracional. Debemos tomar nota de cómo celebran con júbilo la llegada de esta crisis, que en definitiva se manifestará con la pérdida de millones de puestos de trabajo en el mundo entero, y la imposición de severas privaciones para millones de personas, sobre todo las más pobres.

Como muchos otros, he llegado a la conclusión de que el ecologismo es una ideología altamente peligrosa, debido a una distorsión antihumana que arrastra (heredada del Malthusismo) y que constituye su faceta más siniestra. Nada sacamos con amar a los pajaritos, la focas, los delfines o al clima, si paralelamente despreciamos la vida humana.
Esta faceta abyecta, que hermana al ecologismo con las doctrinas nazi y comunista, se puede descubrir fácilmente en declaraciones espontáneas de sus exponentes más brutos, como este caso que analizo o como algunos más célebres; por ejemplo, al príncipe consorte de Inglaterra se le puede hacer un antología de estupideces antihumanas, proferidas cuando cree que nadie le escucha; como cuando dijo que le gustaría reencarnarse en un virus para ayudar a contener la "sobrepoblación" humana.

En fin, todos habremos escuchado alguna vez las plañideras admoniciones ecolojetas advirtiendo que los efectos desastrosos del "cambio climático" serán devastadores para los "más pobres".

Pamplinas, .....con esto que he citado demuestro que "los más pobres", en realidad les importan un bledo.

3 Comments:

At 5:11 p.m., Anonymous Anónimo said...

Por lo que se ve ud. forma parte de ese grupo de personas que solo entienden la cuestión ambiental como un conflicto entre posturas situadas en los extremos. Lo que ud. ha expresado de una manera simplista y poco ajustada a la realidad, lo han dicho en Europa dirigentes como Aznar o Havel, quienes plantean que la defensa del medio ambiente va contra los intereses de la gente y de la Economía. Ese es un argumento falaz, que no tiene en cuenta el concepto de "desarrollo sostenible" sobre el que se sustentan las legislaciones ambientales de los paises desarrollados. Supongo que a ud. le sobra todo aquello que ponga barreras al beneficio económico, pero le recuerdo que la economía es una ciencia que debe estar al servicio de las personas, no al contrario. Si las organizaciones ecologistas son totalitarias, los sindicatos obreros también merecerán para ud. un calificativo similar ya que suelen ser inflexibles con los derechos de los trabajadores. En España, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se hizo eco de unas palabras de Havel en las que decía que entre el medio ambiente y las personas, ella elegía a las personas. ¿alguién ha planteado esa disyuntiva? Solamente uds. Los que distorsionan las cuestiones para plantear "falsos debates". ¡Qué triste su comentario sobre la pobreza! En el fondo prefiero pensar que se hace el tonto, porque la alternativa es mucho peor.
¡Qué le vaya bonito silvicultor!

 
At 1:15 p.m., Blogger Mr. Mac Anna said...

Es una lástima que el comentarista no se identifique.
Al parecer, este lector confunde la defensa del medio ambiente, (algo real y necesario) con una ilusoria "defensa del clima", que es algo absurdo; verdaderamente una quijotada.
El CO2 en el aire es el alimento de las plantas y por extensión entonces, de toda la trama de lo viviente.
El aumento del CO2 es beneficio neto para la vida, o sea, mejora nuestro medio ambiente; pero esto no lo puede entender alguien que crea que el CO2 es "contaminante" y que nos estamos sancochando por emitirlo.
Sólo una creencia ciega (o sea, un mito) puede llevar a tal confusión.
La emisión de CO2 es inevitable, no sólo en la actividad industrial (lo que la hace inherente al crecimiento económico y al desarrollo), sino también en toda acción propia de la vida misma.

 
At 6:51 p.m., Blogger Mr. Mac Anna said...

Comentario de otro lector (en el blog de "elpais.com")

"El aumento del CO2 conlleva consigo la disminuición paulatina del oxígeno en la atmósfera.
Por tanto, el aumento excesivo del CO2 es perjudicial para el medio ambiente y por tanto, el anónimo lleva toda la razón".

Nota mía:

Oxígeno en la atmósfera: 21 %
CO2 en la idem: 0,03 %

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home