08 julio, 2008

La carta al excelentísimo... (cuya respuesta se desconoce...)....

...y un poco de música... ¿por qué no? (aquí el vals para piano No. 1 de Brahms)">


...Con motivo de la Conferencia de Bali, (en plena apoteosis Górica), un grupo de 100 científicos de verdad hicieron llegar una carta pública al Secretario General de Naciones Unidas, el coreano Ban Ki Moon.

La larga lista de 100 personalidades, (la mayoría climatólogos, geólogos, oceanólogos, y de ciencias afines), con sus grados académicos y cargos (actuales o eméritos), ocuparían varias páginas de texto (3 páginas con el formato más abigarrado), así que fué preferible instalarla en otra web; puede verse aquí.

Por suerte encontré una traducción bastante buena en un blog español (más bien bilingüe), muy interesante que puede visitarse aquí; es la que reproduzco más adelante.
El excelentísimo Sr. Ban, actual Secretario General de tan benemérita como fundamental organización, es de nacionalidad coreana, y posee un bachillerato en "Relaciones Internacionales" y una maestría en "Administración Pública".
Se entiende entonces, que con esa sólida formación científica, una de sus preocupaciones prioritarias haya sido acometer, sin dilación, la batalla contra el "calentamiento global", causante, -como se sabe,- del "cambio climático", la amenaza más grave y el desafío más acuciante que enfrenta, hoy por hoy, la humanidad(*).
En este contexto, ha de entenderse una de sus primeras y trascendentales medidas: nombrar a tres personalidades icónicas de la progresía mundial como "embajadores mundiales para el cambio climático"; la Dra. Gro H. Brundtland famosa por su inforne de 1987, al que se le bautizó con su nombre; un segundo prócer cuyo nombre no recuerdo, y.... ni más ni menos, el ex-presidente socialista de Chile, el Sr. Ricardo Lagos Escobar.
La importancia de estos nombramientos, así como las responsabilidades del cargo son de tal magnitud, que exceden la comprensión de la gente común (como yo, lo confieso), pero no cabe la menor duda que tal embajada será como una digna antesala para sendos y merecidos Premios Nobel de la Paz, que seguramente se materializarán en los próximos años.
La Dra. Brundtland fué quien discurrió el eufemismo "Desarrollo Sustentable", con el que hasta hoy se trata de convencer a los países pobres para que renuncien al desarrollo económico, lo cual no está resultando con China ni la India, (al parecer) para consternación de la ecoprogresía europea.

Antes de la reunión de Bali (a la que el sumo pontífice Al Gore arribó en jet privado, al igual que muchos otros próceres, seamos justos), el excelentísimo Sr. Ban estuvo de visita en el sur de América, invitado por el gobierno socialista de Michel Bachelet (de Chile).
Fué paseado en helicóptero por los glaciares de la Patagonia, que en el lado chileno caen directamente al mar, en unos desplomes de hielo que constituyen un espectáculo de soberbia belleza, que muchos consideran único en el mundo, pero que el señor Ban lo interpretó como evidencia del derretimiento de los glaciares.
Luego fué llevado a la Antártida, donde estuvo en la Villa Las Estrellas (allí había unos niños jugando en el techo de la escuela, que estaba sepultada bajo la nieve), y también visitó una base coreana (¿?).
Al parecer reparó que en algunos sectores aparecía pasto (Deschampsia antárctica, o coirón antártico, gramínea), lo que interpretó como evidencia del "calentamiento" de la Antártida. Quizá no supo que estaba aún fuera del Círculo Polar Antártico, en una latitud equivalente a la de Escocia, Islandia o Noruega, en el Hemisferio Norte.
En fin, en Bali, el excelentísimo Sr. Ban declaró que su viaje al Sur del mundo había sido como ver "una película de terror".

El Sr. Ban es feligrés de la "iglesia" Moon (en feliz coincidencia), la que cree que Dios se ha encarnado en el reverendo Moon, un coreano multimillonario (es decir, que se ha hecho multimillonario después de descubrir su divinidad, y comunicarla al mundo).
Obviamente que la confesión religiosa no es relevante al momento de acceder a cargos diplomáticos internacionales; se menciona el hecho sólo como ilustración.
El Sr. Lagos Escobar, por su parte, primer chileno y primer americano en ser nombrado "embajador mundial para el cambio climático", es abogado y economista, socialista de siempre, aunque converso a la economía de mercado, y con una larga carrera en la intrincada maraña de organismos inútiles de la benemérita y fundamental organización.

Ha declarado sin ambages que la problemática del "cambio climático", no es asunto científico, sino político; de esto se puede suponer entonces que quizá abrigue la creencia de que el clima de la tierra esté dependiendo de las medidas que sabiamente discurran los políticos (impuestos, controles, prohibiciones, etc.). El Sr. Lagos Escobar (Dn. Ricardo Froilán), muestra una peligrosa tendencia al faraonismo, aunque no alcanza los niveles de paranoia del Sumo Pontífice Gore
A veces pienso que los políticos creen de buena fé y sin malicia que son los llamados a salvar al mundo. ¿De qué?, no importa; por el momento han descubierto que si nos dejan vivir como queramos, la Tierra se recalentará hasta hacerse inhabitable, y terminaremos todos sancochados como en un baño turco en el desierto de Libia en verano, con los polos derretidos y todos los puertos bajo metros de agua. Afortunadamente están ellos para planificar nuestra salvación;
¿Es posible tanta ingenuidad? ¿o es pura y simplemente ignorancia?.
Algunos sostienen que detrás de tanto interés por la salvación del planeta se esconde en realidad una enorme sed de nuevas cuotas de poder y nuevos nichos de pingües negocios a costa nuestra. Es la opinión, entre otros, del Presidente de la República Checa, Sr. Vaclav Klaus, y del ex premier alemán Sr. Helmut Schmidt.

(*) (....Aunque algunos despistados sostengan que la miseria, el atraso crónico, el hambre y las epidemias en Africa y algunas partes de América Latina parecen ser problemas tanto o más acuciantes que el "cambio climático", por fortuna el consenso científico mundial ya ha establecido claramente las prioridades).


En fin, paso a reproducir la carta:

Excmo Sr. Ban Ki-moon

Secretario General, de las Naciones Unidas

New York, NY


Estimado señor Secretario General,


Re: conferencia de la ONU sobre el clima llevando al mundo en la dirección equivocada.

No es posible detener el cambio climático, un fenómeno natural que ha afectado a la humanidad a lo largo del tiempo. Testimonios geológicos, arqueológicos, orales y escritos dan fe de los dramáticos problemas que plantearon a las sociedades del pasado cambios imprevistos en la temperatura, las precipitaciones, los vientos y otras variables climáticas. Por lo tanto, necesitamos equipar a las naciones para que puedan resistir frente a toda la gama de estos fenómenos naturales mediante la promoción del crecimiento económico y la generación de riqueza.

El Grupo Intergubernamental de Expertos de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC) ha publicado conclusiones cada vez más alarmantes acerca de la influencias sobre el clima del dióxido de carbono (CO2) producido por los humanos, el gas no contaminante que es esencial para la fotosíntesis de las plantas.
Si bien entendemos las pruebas que los han llevado a ver las emisiones de CO2 como perjudiciales, las conclusiones del IPCC son totalmente insuficientes para justificar la aplicación de políticas que disminuyan notablemente la prosperidad futura. En particular, no se ha demostrado que sea posible alterar significativamente el clima mundial a través de recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero debidas a los humanos.
Además, dado que los intentos de reducir las emisiones causarásn un desarrollo más lento, es probable que el enfoque actual de la ONU en reducción de CO2 aumente el sufrimiento humano del futuro debido al cambio climático, en lugar de disminuirlo.

Los resúmenes IPCC para “formuladores de políticas” son lo más leído de los informes del IPCC entre los políticos y gente sin formación científica, y son la base para la mayoría de la formulación de políticas sobre el cambio climático. Sin embargo, estos resúmenes son preparados por un núcleo relativamente pequeño de redacción a partir de los proyectos definitivos aprobados línea por línea por los representantes de los gobiernos. La gran mayoría de los contribuyentes y revisores del IPCC, y las decenas de miles de científicos que reúnen las condiciones para comentar sobre estos asuntos, no participan en la preparación de estos documentos.
Los resúmenes, por lo tanto, no pueden ser representados como una opinión de consenso entre los expertos.

Contrariamente a la impresión dejada por los informes resumidos IPCC:

- Las recientes observaciones de fenómenos tales como el retroceso de los glaciares, la subida del nivel del mar y la migración de las especies sensibles a la temperatura no se pueden considerar como pruebas de una variación anormal del clima, dado que no se ha demostrado que ninguno de estos cambios quede fuera de los límites de la variabilidad natural conocida.

- La tasa media de calentamiento de 0,1 a 0. 2 grados centígrados por década registrada por satélites durante los fines del siglo XX corresponde a tasas naturales conocidas de calentamiento y enfriamiento durante los últimos 10.000 años.

- Hay líderes científicos, entre ellos algunos altos representantes del IPCC, que reconocen que hoy los modelos actuales en computadora no pueden predecir el clima. En consonancia con ésto y en contra de las previsiones de modelos computacionales [n.t.: estadísticos?], no ha habido un calentamiento global neto desde 1998. El que la temperatura actual siga una meseta tras el período de calentamiento a finales del siglo XX es coherente con la continuación de ciclos climáticos naturales de varios decenios o milenios.

En marcado contraste con la afirmación que se repite con frecuencia de que la ciencia del cambio climático está “confirmada” (n.t. decidida, fijada, asentada??), recientes e importantes investigaciones sujetas al sistema de revisión por pares han arrojado más dudas sobre la hipótesis de un peligroso calentamiento global causado por el ser humano. Pero debido a que se dieron instrucciones a grupos de trabajo del IPCC en general (véase http://ipcc-wg1.ucar.edu/wg1/docs/wg1_timetable_2006-08-14.pdf), para examinar los trabajos publicados sólo hasta mayo de 2005, estos resultados más recientes no se incluyen en sus informes.
 Es decir, los informes de evaluación del IPCC ya están materialmente obsoletos.

La conferencia sobre el clima de la ONU en Bali ha sido planeada para llevar al mundo a lo largo de un camino de graves restricciones de CO2, haciendo caso omiso de las lecciones del aparente fracaso del Protocolo de Kyoto, la naturaleza caótica del mercado de CO2 en la Comunidad Europea, y la ineficacia de otras iniciativas costosas para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.
 Un análisis equilibrado de costes y beneficios no proporciona apoyo a la introducción de medidas globales para limitar y reducir el consumo de energía con el fin de limitar las emisiones de CO2. Además, es irracional aplicar el “principio de precaución”, ya que muchos científicos reconocen que tanto el enfriamiento como calentamiento climáticos son posibilidades realistas a medio plazo.

La atención actual de Naciones Unidas en “la lucha contra el cambio climático”, como se ilustra en el Informe del Desarrollo Humano del 27 de Noviembre, dentro del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, distrae a los gobiernos de la adaptación (o: la necesidad de adaptarse) a la amenaza de los inevitables cambios climáticos naturales, independientemente de las formas que puede adoptar. La planificación nacional e internacional ante estos cambios es necesaria, con un enfoque en ayudar a nuestros ciudadanos más vulnerables a adaptarse a las condiciones que tenemos por delante.
 Los intentos de impedir que el cambio climático mundial se produzca son, en última instancia, inútiles, y constituyen una trágica mala asignación de recursos que serían mejor empleados en los problemas reales y acuciantes de la humanidad.


Le saludan atentamente,
(A continuación la lista de los 100 científicos firmantes).

Etiquetas: , , , , , ,

1 Comments:

At 5:45 a.m., Blogger Palbo said...

Si decís que esto es un comentario, no estás capturando su esencia.

Si decís que esto no es un comentario, estás ignorando los hechos.

No se puede decir con palabras, y no se puede decir sin palabras.

Ahora, rápido, decíme qué es.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home